28 jun. 2010

Articulo de Opinion

Nuevamente recibo a mi correo un derroche de arte y sabiduria de puño y letra de mi gran amigo Samuel Morales. Fijaros lo sencillo que es en la vida dar las gracias. Samuel no cambies nunca por favor y por supuesto gracias por tus letras. Esta semana nos vemos vale?


GRACIAS


Hoy escribo estas palabras para darle las gracias a mucha gente,

en primer lugar a mis padres,

por enseñarme a amar a mi tierra y saborear su cultura,

por desde niño llevarme a ver cofradías,

por enseñarme a no creerme mas que nadie, a aprender del que sabe y del que no,

hoy quiero dar las gracias a mi madre y señora de los dolores que siendo un niño me regalo un paseo por las colonias que no olvidare jamas,

hoy quiero dar las gracias a mis amigos de la infancia por compartir momentos tan bonitos como coger cuatro tablas y dos puntillas y juntos soñar ser costaleros,

hoy quiero dar las gracias a mi amigo Salvador por quererme como un hermano tanto dentro como fuera de los pasos,

hoy quiero dar las gracias a mi hermano Ismael por regalarme el momento de cuando tan solo tenia yo 18 años meterse bajo un paso por primera vez y hacerlo a mi lado, por esos primeros consejos que me pedía y por todas esas charlas cofrades que hemos tenido durante horas,

hoy también quiero dar las gracias a mi amigo jose por contar conmigo en muchas cosas bonitas y por abrirme una puerta para salir de costalero bajo la esperanza,

también a carnicerito por permitir que ese sueño se hiciera realidad, por enseñarme que bajo los pasos no es todo apretar y sufrir, sino también disfrutar, por esas cosillas que de vez en cuando me explica con el único interés de que cada día aprenda mas,

hoy quiero dar las gracias a mis amigos los llamados costaleros del miedo, alberto,

daniel, pepito, marce, luis, andres, etc.. por abrirme un hueco en su familia cofrade y tratarme como uno mas,

hoy quiero dar las gracias a esa gran familia de la oracion en el huerto que de forma desinteresada desde el primer día que entre en esa casa de hermandad me abrieron las puertas y me acogieron como un hijo mas,

hoy quiero dar las gracias a toda la hermandad de la sentencia por concederme el honor de pertenecer a la primera cuadrilla de costaleros de su joven hermandad, a juanvi por que cada charla que comparto con el es una lección de humildad,

a todos ellos les doy mis gracias por que me hicieron el regalo mas bonito que a mi persona se puede hacer,

SER COSTALERO DEL PADRE Y LA MADRE DE DIOS Y ENSEÑARME A ENTONAR UN AVE MARIA AL SON DE MIS ZAPATILLAS Y MI HUMILDE COSTAL.


GRACIAS.
Samuel Morales

0 comentarios:

Publicar un comentario