13 oct. 2011

El cielo no quiso esperar mas

La noche de ayer nos daba una de las noticias mas tristes recibidas en los ultimos dias, si el dia anterior estaba junto a mi hermano y amigo Manuel acompañandolo en dolor por la perdida de su madre no menos dolorosa era la noticia que corria como la polvora dentro de la Parroquia de la Concepcion, nuestro querubin Javier Zamora perdia la batalla de la vida, nos dejaba un angel por el cual mis amigos del Miedo y yo dabamos la vida y èl sabe porque. Yo escribo estas letras con lagrimas en los ojos y con rabia de saber lo injusta que es esta vida pero con la saticfacion de poder haber echo en un momento de su vida feliz a este angelito que en la gloria esta. Perdon pero no puedo seguir y me he tomado el atrevimineto de copiar estas letras que D.Antonio Frochoso a escrito en la pagina eb de la Hermandad de Oracion. Desde La Pasion del Costal y mis amigos del Miedo nuestro mas sentido pesame a la familia.



Parecía que así el cielo lo había escogido especialmente. Estaba entrando, en la mudá, el paso que portará al Señor de la Oración en la Concepción para ir a la Catedral y recibíamos en ese instante la triste noticia del fallecimiento de N.H.JAVIER ZAMORA CARMONA. Contaba solo 9 años de edad. Sus restos mortales están en el Tanatorio viejo. El entierro será MAÑANA VIERNES A LAS 10,30 HORAS EN LA PARROQUIA DE LA CONCEPCIÓN. Desde esta web, en la que a Javi Zamora le hemos dedicado momentos de especial recuerdo para todos, le damos nuestro más sentido pésame a todos sus familiares, especialmente a sus padres, Pepe y Pilar y a sus hermanos, a sus amigos, conocidos y a cuantos han hecho todo lo posible por salvarle la vida.

A pesar de su corta edad, Javier, ha sido de esas pocas personas que te dejan huella desde que lo conoces. Su vitalidad, sus amores y desvelos por todo lo que olía y sabía a Semana Santa, la gran personalidad que siempre mostraba a los que estaban junto a él, hacía que no dejara indiferente a nadie. ¿Quién no lo recuerda mandando, cómo había que hacerlo, cuando Manolo Carnicerito le dejaba llamar al paso?. ¿Quién no recuerda a Javi poniéndole a una cabeza de maniquí un rostrillo que hasta al propio vestidor lo dejó con la boca abierta?. ¿Quién no recuerda el Jueves Santo pasado la cara de satisfacción que tenía cuando cogió el llamador para hacer la primera levantá, no sin antes hacer una dedicatoria sencillamente impresionente y sobrecogedora impropia de un niño de su edad?. ¿Quién no recuerda a Javi, llevándose como primera cosa que cogía de casa antes de cada ingreso en el hospital el mantolín del Señor de la Oración que la Hermandad le había dejado?. Con mil cosas y detalle como éste, cómo no vamos a recordar a Javier Zamora Carmona. Siempre permanecerá en el recuerdo de tod@s nosotr@s.

Hemos estando esperando el milagro. En un momento determinado parece que así ocurrió. No ha sido posible. Y es que el cielo no ha querido esperar más. Cuando el Señor pase por su puerta el viernes, seguro que Javi, desde un balcón del cielo, lo verá pasar. Un nuevo ángel tiene ya el Señor de la Oración y Nuestra Madre y Señora de los Dolores allá en las alturas para que les explique eso de "menos paso quiero o la derecha alante y la izquierda atrás". O qué es una revirá, o arriar un paso, o hacerse un costal. Descansa en paz Javi, que el Señor y la Virgen te acogan en el cielo con la misma alegría que tristeza tenemos en la tierra los que te hemos conocido.


Fdo. D.Antonio Frochoso

0 comentarios:

Publicar un comentario