2 may. 2011

Mi Hermandad

Llegaba el día grande para mi, Martes Santo el día que todo lo puede y así fue. A las cuatro de la tarde quien iba a decir que alguna hermandad se iba a echar a la calle, pues el Cristo de la Sangre en su largo y racheado caminar se echaba a la calle siguiéndole rota de dolor la Virgen del Valle. Un año mas el apellido Velazquez ha estado presente, mis tres sobrinos siguen la tradición vistiendose de nazarenos, ya ni Sara ni Daniel queman a nadie con el cirio menos mal, Marta ya presume de antigüedad a pesar de su edad, mi hermano Juanma lo vive desde fuera siguiendo de cerca a sus titulares y mi hermano Ele este año ha tenido mas trabajo que nunca pues el viento no se lo ha puesto nada fácil en su labor de mechero del paso de palio y yo pues que decir que he cumplido diez años debajo del Cristo de la Sangre en compañía de una cuadrilla única. Así se anda con los pasos y así se lo hacemos ver al publico.

0 comentarios:

Publicar un comentario