9 dic. 2010

El Cerro del Aguila

La devoción de todo un barrio se hace patente cada Martes Santo a la hora de acompañar al Cristo del Desamparo y Abandono y a Nuestra Señora de los Dolores Coronada. En 1987 es aprobada como hermandad de penitencia haciendo en 1989 su primera estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral. Una hermandad que no para de crecer y que cada día se entrega a un barrio, el barrio del Cerro del águila. Son casi 14 horas de recorrido que seguro para muchos hermanos hasta se les hace corto. Esto es la hermandad del Cerro, hermandad de barrio andando de frente y ganando terreno.


1 comentarios:

Anónimo dijo...

Ni que lo digas compañero, es la unión del barrio y la hermandad, no se entiende el uno sin el otro.

Publicar un comentario