13 dic. 2010

Cautiva a su barrio


Del cautiverio del mal nos redimes con ese cielo que es luz, esperanza, amor y camino del último paraíso.

Del cautiverio de la oscuridad nos redimes con ese trozo de tierra bella y luminosa que se hace el parque.

Del cautiverio de la soledad nos redimes con la compañía de todo un pueblo que no te quiere dejar.

Del cautiverio de la sociedad insolidaria de estos tiempos nos redimes con el fruto maduro de tu Hermandad, donde nadie, y doy fe, se puede sentir extraño.

0 comentarios:

Publicar un comentario